Envío Gratis Península + de 50€ pedidos inferiores 6€

Pros y contras del Método Burt para correr más rápido

Pros y contras del Método Burt para correr más rápido

Pros y contras del Método Burt para correr más rápido

 
metodo-burt

 

(23-10-2019). El método Burt es un mecanismo de entrenamiento que permite mejorar nuestra velocidad. Para ello, con este método, sólo se entrena al ritmo objetivo de carrera. Conocemos más detalles de su aplicabilidad y detalles con el entrenador personal y preparador físico Albert Cabezas.

El método Burt es un sistema de entrenamiento que tiene un empleo muy sencillo. Si el objetivo es correr a 4 minutos kilómetro, sólo debemos entrenar a esa velocidad, el mayor tiempo que podamos. Esto es, se fundamenta en correr a nuestra velocidad objetivo. “Siempre y cuando la velocidad sea adecuada para nuestra condición física –admite el entrenador Albert Cabezas-, entonces sí podremos llevarlo a la práctica”.

El problema viene cuando “la velocidad crucero que buscamos es superior a nuestras posibilidades reales”. Por lo tanto, el método Burt precisa de máxima sinceridad con uno mismo y con la forma física actual, conociendo cuál es nuestro momento de forma y mejor marca actual en una distancia concreta. Por este motivo, sobre todo, funciona en atletas entrenados que buscan un ritmo óptimo de carrera, eso sí, “a expensas de reducir el volumen de entrenamiento”.

EL RITMO, LO ÚNICO QUE IMPORTA

El creador de esta planificación de entrenamiento basada en el rendimiento en competición fue Marshall Burt, un entrenador de élite de atletas americanos (en su día fue entrenador del Elite Training Group en Texas). Burt tenía una máxima muy clara: “para correr rápido, hay que correr a la velocidad objetivo, por poca que sea la distancia que recorras”. Es decir, que si tu ritmo objetivo es correr un maratón a un promedio de 4 minutos el kilómetro, debes entrenar siempre (ya sea una salida corta o larga) a esta misma velocidad. La idea que subyace bajo este mensaje sencillo es que hay que sumar el máximo de minutos posibles a la velocidad objetivo, descansar 1-2 días y volver a la carga con lo mismo. Por lo tanto, a diferencia de otros sistemas de entrenamiento, Burt no tiene en cuenta ni pulsaciones ni VO2 máximo. Sólo se centra en la velocidad necesaria, el ritmo por kilómetro.

LA SIMPLICIDAD POR BANDERA

Si vamos cumpliendo con el objetivo, se trata de incrementar poco a poco la distancia recorrida a la velocidad pretendida (hasta acercarse a la distancia de carrera). El método Burt es un entrenamiento continuo e intenso, por lo que “nos exigirá una demanda física elevada”. Como en cualquier método de entrenamiento, el descanso es importante. Hay que tener presente que “es como si corriésemos a una exigencia máxima cada entrenamiento, ya que se trata de una velocidad alta a una corta distancia”. “Es muy importante esta evolución progresiva, paso a paso, como en todo método de entrenamiento”, advierte Cabezas. Pero en este, por su especificidad, incluso más. Se trata de un entrenamiento continuo e intenso, por lo que, como mucho, “podremos hacer una ó 2 dos series al ritmo máximo deseado”.

Lógicamente, cuanto más corta sea la distancia que pretendes recorrer más rápidamente te acercarás a tu objetivo. Está claro que, hoy en día, existen muchos métodos de entrenamiento que permiten mejorar nuestras marcas. Cada entrenador, cada preparador físico “puede tener su librillo”, tal y como reflexiona Cabezas. Y prosigue con sus palabras: “Hay muchas formas de poder entrenar bien y de forma efectiva”. Ahora bien, si lo que queremos es maximizar nuestro rendimiento en una carrera de corta duración, el método Burt podría llevarse la palma. Es el caso de Javier Travería, un corredor experimentado que ha corrido 4 maratones a lo largo de su vida, pero ahora busca mejorar su velocidad y marcas personales en distancias más cortas como el 5K. En este sentido, “el método Burt –que conocí a través de mi entrenador- me ha permitido bajar en más de 2 minutos mi plusmarca en esta distancia de los 5.000 metros”, afirma.

CRÍTICAS AL MÉTODO DE BURT

Sin embargo, el mecanismo de Burt también tiene algunos puntos en contra. Y es que “si corremos más despacio del ritmo buscado, nuestro sistemas nervioso y muscular no tendrán un trabajo tan específico como el que se genera y, consecuentemente, no lograremos nuestra meta”. Éste, de hecho, es uno de los aspectos negativos que le atribuyen los detractores a este método. Otra de las críticas que se le hacen habitualmente al método Burt es que “si no estamos en muy buena forma, lo primero que debemos es trabajar la base aeróbica, para que pueda ser efectivo”, reflexiona Cabezas. Si no lo hacemos, “corremos el riesgo de sufrir una lesión, además de una decepción emocional al no conseguir el objetivo planificado”.

Al principio, exponíamos el caso de un corredor tipo que quiera correr un maratón a un ritmo de 4 min/km. Esto equivaldría a terminar los 42.195 metros en una gran marca de 2:48:47. Por lo tanto, todas las tiradas largas de este corredor para preparar la cita maratoniana, deberían hacerse a una velocidad de 15 km/h (o 4 min/km). “Desde mi punto de vista, esto provocaría un cansancio excesivo sobre nuestro organismo antes del maratón, ya que la exigencia en una distancia tan larga no sería la misma que en un 5K”, advierte el preparador físico. De aquí que, “desde mi punto de vista, sí recomendaría el método Burt para su aplicabilidad en distancias cortas y no tanto, por mucho nivel que tenga el corredor, en pruebas superiores a los 10.000 metros”.

Albert Cabezas nos pone letra a sus reflexiones. “Cualquier corredor o corredora puede probar de correr a su velocidad objetiva y llegará un momento en el que ya no podrá aguantar más kilómetros”. ¿Por el mero hecho de correr cada día un poco más a esa velocidad iré avanzando? Se lo cuestionamos al experto. “Creo que no, ya que llegará un momento en el que logremos alcanzar nuestro límite”. Por lo tanto, “la variabilidad en las distancias y en los ritmos nos ayudará a mejorar y, por encima de todo, a preservar nuestro motor, nuestro organismo, en las mejores condiciones posibles”. Esto es algo fundamental cuantos más kilómetros sumemos en nuestra competición, y “quizás pesa menos cuanta menor distancia tenga ésta”.

Teniendo en cuenta esto, “podéis probar la simplicidad del método Burt como un mecanismo prueba-error en el inicio de temporada”. Si os funciona, genial. Si no es así, “habréis conocido un poco más acerca de las teorías del entrenamiento”.

Información de contacto:

www.alcalotrainer.com

Twinner Sport
Formas de pago:

 

 

Política de Cookies
Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento del sitio web, y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí. Aceptar